Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta importantes cambios, internos y también externos, y es importante conocer qué pasa en nuestro organismo para saber cómo cuidarnos en esta etapa tan importante para nosotras. Yo voy a hablar hoy sobre los cambios que experimenta la piel en el embarazo, unos son buenos y otros son un poco molestos, pero tienes que saber que manteniendo la piel en óptimas condiciones favoreces su recuperación cuando todo tenga que “volver a su sitio”.

1.- “Piel más bonita”.

Empezamos con un cambio a mejor: El nivel alto de estrógenos y progestágenos (hormonas que aumentan a causa de la gestación), hace que durante el embarazo nuestra piel retenga mayor cantidad de agua. Por eso aumenta el espesor de la dermis y la epidermis, y la piel está con mas volumen, mas turgente. Por eso se suele decir que las mujeres embarazadas están mas guapas y con la piel mas bonita que nunca.

 

2.- Piel más sensible:

Otro cambio que puede ocurrir es que la piel en el embarazo esté mas sensible que antes y que se irrite con facilidad. Si esto te ocurre, utiliza cosméticos especiales para piel sensible, limpia la piel todos los días con un producto suave preferentemente no espumante, por ejemplo agua micelar o leche limpiadora, e hidrátala con un producto especial para “piel sensible”, a ser posible sin perfume. Si nunca has tenido la piel sensible y estás un poco perdida en este tema, descárgate este ebook que he escrito para que aprendas a tratar tu piel, sea del tipo que sea:

3.- Estrías:

Tienen una prevalencia muy alta en mujeres embarazadas, 1 de cada 4 mujeres están afectadas. Las estrías del embarazo aparecen en la zona alrededor del ombligo, la zona abdominal, senos, caderas y muslos. ¿Por qué aparecen? Por tres motivos principales:

  • La piel sufre una distensión muy grande, es decir, se estira mucho. Y si no está suficientemente hidratada y elástica, acaba “rompiéndose”. Porque las estrías son precisamente eso, lesiones de la piel que aparecen porque se rompen las fibras de sostén de la dermis.
  • También los cambios hormonales tienen que ver con su aparición, ya que el alto nivel hormonal produce disminución de los niveles de colágeno y de elastina, que son las fibras que dan elasticidad. La piel está menos elástica y al tener que estirarse, se rompe.
  • EL último factor que influye es la predisposición genética. Hay personas con mayor predisposición. Si eres una de ellas, tienes que esmerarte aún más en el cuidado de tu piel.

Así que es importante mantener la piel, sobre todo en estas zonas claves, muy hidratada y muy nutrida. Aportarle ingredientes naturales que aumenten la síntesis de colágeno y elastina, como por ejemplo los aceites vegetales de Gérmen de Trigo y Aguacate, y extractos de plantas, como Centella asiática y Mimosa.

 

4.- Alteraciones vasculares:

También los cambios hormonales son culpables de las alteraciones vasculares o circulatorias, sobre todo en las piernas, que traen consigo molestias como pesadez de piernas, edemas en tobillos , hormigueo, calambres, arañas vasculares y también varices. Para minimizar en lo posible estas molestias podemos utilizar tratamientos cosméticos adecuados como masajes con cremas especiales para piernas cansadas y pesadas, con ingredientes botánicos especiales para favorecer la microcirculación sanguínea, como el ruscus, castaño de indias o hamamelis.

Otros consejos para mejorar la circulación venosa:

  • No permanecer mucho tiempo en la misma posición (sentada o de pie).
  • Pasear diariamente durante al menos 30 minutos.
  • No usar prendas de vestir ajustadas.
  • Utilizar calzado confortable y poco ajustado. Es mejor olvidarse del tacón y utilizar zapatos de tacón bajo.
  • Dormir con los pies un poco elevados.
  • No permanecer al lado de fuentes de calor como calefacciones, braseros, etc.
  • Refrescar las piernas con duchas de agua fría dirigiendo el chorro desde los pies hacia el muslo.
  • Mantener la piel de las piernas muy bien hidratadas.
  • También puedes utilizar medias de compresión, que mejoran el retorno venoso.

5.- Melasma:

Es el exceso de pigmentación, es decir, manchas oscuras, que aparecen durante el embarazo debidas a los cambios hormonales, y que empeoran con la exposición al sol. Suelen ser simétricas a ambos lados de la cara, y aparecen en frente, mejillas y labio superior. Debes saber que estas manchas suelen desaparecer después del parto, pero pueden empeorar con la exposición solar. Por eso es importante utilizar protector solar en la cara incluso en invierno, siempre que vayas a estar al aire libre y durante todo el embarazo.

 

https://www.mayikas.es/producto/hidrafirm-estrias/

El embarazo es una buena etapa para empezar a utilizar cosmética natural, si es que todavía no la conoces. Porque la piel es una de las entradas de tóxicos en tu cuerpo, y en los cosméticos “convencionales” se pueden encontrar disruptores endocrinos, sustancias irritantes, cancerígenas, etc.

Evita tóxicos utilizando Cosmética Natural Certificada. 

¡No te vayas sin echar un vistazo a mis productos!

Isabel, Máyikas

¿Te gustaría unirte a mi lista de suscriptores?

Aprenderás cosas interesantes sobre el cuidado de tu piel, ingredientes naturales, secretos de belleza natural y salud, y todo lo que se me ocurra para ayudarte a rebajar tóxicos en tu vida y conseguir una piel natural, sana y bonita.

 

Sí, quiero unirme al club Máyikas